Desde el corazón, todo es posible

Empleados y directivos de GF Isabel y GF Hoteles se suman al almuerzo benéfico impulsado por el colectivo Los colores de la Vida, en apoyo a las mujeres con cáncer de mama

Más de 120 personas participan en una jornada llena de alegría, celebración y solidaridad para recaudar dinero a favor del proyecto Carrera por la Vida

“Tu lucha es nuestra lucha”, este es el lema con el que el colectivo Los Colores de la Vida ha impulsado este año su campaña de lucha contra el cáncer de mama. Este colectivo formado por un grupo de empleadas del hotel GF Isabel, lleva años de actividad a favor de las mujeres con pocos recursos económicos y que tienen que afrontar los costosos gastos de los tratamientos de esta enfermedad. Este año, con el firme apoyo de toda la cadena GF Hoteles, se ha celebrado el primer Almuerzo Solidario, a beneficio de la Carrera por la Vida.

Más de 120 personas asistieron a la convocatoria de que tuvo lugar en la Plaza Canaria de GF Isabel donde además de comida también hubo música, sorpresas, regalos y muchos momentos de emoción.

Macu Hernández es la jefa del departamento de Pisos de GF Isabel y la persona que encabeza el equipo de ‘Los Colores de La Vida’.  “Queremos aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el cáncer de mama y para ayudar a quienes lo necesiten, sea cual sea su enfermedad”, expresó, afirmó Hernández.

Ejemplo de solidaridad

Se trata de una iniciativa que nace en el corazón del departamento de Pisos de GF Isabel y que se ha extendido al resto de compañeros, contando  con la participación de la dirección del establecimiento.

‘Los Colores de La Vida’ es un equipo de lucha y ayuda que se basa en la empatía y el compañerismo que reina entre las integrantes del departamento de pisos del hotel.

La decisión de colaborar con personas que sufren enfermedades graves y con recursos escasos surgió en 2014, cuando una de las integrantes del departamento reveló que sufría de Cáncer y sus compañeras se volcaron en ayudarle a costear parte de los gastos que requería su tratamiento médico.

Fue entonces cuando decidieron crear un calendario solidario con fotos de las compañeras de pisos. Cada una representaba la foto del mes de su cumpleaños y así surgía una celebración mensual que servía de excusa para recaudar fondos.