Nos alojamos una amiga y yo 7 días.  La habitación muy amplia, las camas muy cómodas, el baño grande, el aire acondicionado poco regulable pero 100% efectivo, terraza correcta. Ni una pega se puede poner.
Las piscinas muy bien también. El ático es de lo mejor del hotel, con las piscinas, las tumbonas y el bar. Insuperable. La playa muy cerca y bien situado de ella y de zonas de comercio, taxis,… El personal muy amable y educado. mención especial a Griselda, un encanto. Del comedor destacar el desayuno y la cena, que ambos eran muy completos, ya no tanto la comida que la variedad era más escasa, pero en general bien. Otros servicios muy valorables serían el wifi gratis, la posibilidad de pedir una plancha para la ropa sin coste, y una mesa dentro del hotel con una comercial que vende excursiones que viene bien para ir al Siam Park y comprar la entrada el mismo día (súper recomendable ir). El servicio del todo incluido maravilloso. Buenos cócteles en la terraza, buen servicio del personal, animación,…