Este ha sido el quinto año consecutivo que vamos a este hotel, cada día más agusto, las habitaciones están renovandolas, el resto como siempre, excelente, muy familiar, el personal como siempre muy amable, la comida buena, con zumos naturales de lunes a sábado. Hay una tercera piscina con un ambiente muy tranquilo para peques y no peques, …. que les voy a decir, que me encuentro como en casa.