Hemos pasado solamente una noche, en familia, la habitación limpia, el baño perfecto, nada de ruido, la comida bastante bien, tanto en la cena como en el desayuno, incluso tienen leche de soja . El recepcionista maravilloso, y el personal de resyaurante igual. La verdad que da gusto ir a sitios como estos.