Otra estancia inolvidable

Segunda visita a éste gran hotel, en el que gracias a todos sus trabajadores y trabajadoras, me siento como en mi casa. Generosidad, amabilidad, dedicación, preocupación, cercanía, un equipo de trabajadores que hacen de una semana de vacaciones, una experiencia inolvidable. Muchas gracias por tan excelente atención, sois un amor de personas. Bueno la mención para el hotel, tampoco va a ser menor, magníficas y cuidadas instalaciones, habitaciones amplias, tranquilas, comedor bufé estupendo, vamos, todo un lujo. Volveré y lo recomiendo.