Estuvimos en Junio, y la experiencia fue estupenda.Desde el primer minuto en recepción, la chica que nos atendió era muy amable.La habitación muy amplia y limpia. Mes gustó mucho que el aire acondicionado esté encima de la entrada y que caiga para el pie de la cama, ya que a mi me suele hacer bastante daño, y de esta forma no tuve ningún problema. El restaurante es una maravilla, hay infinidad de platos, el que no come es porque no quiere. Arroces, pasta, pizzas, carnes preparadas y otras que te hacen en el momento, igual que el pescado. multitud de fruta y postres. Nosotros fuimos con todo incluido y la verdad que nos parece lo mejor. El jefe del comedor era un hombre muy amable y con un trato muy cercano, algo que nos gustó mucho.La piscina muy amplia.