Hemos estado 10 días en Junio en un apartamento, ya lo conocïamos de hace 6 años, pero nos confirmamos en que aún está mejor de lo que recordábamos. Las instalaciones están genIal para los niños, por la diversidad de las mismas para todas las edades, parque de bolas, columpios varios, tirolina, campo de futbol, miniclub por edades, piscinas con toboganes infantil etc. A destacar el miniclub y todo su personal, en especial la monitora Bianca que es un encanto y sabe enganchar con los niños. Mi hija probó y ya no quiso perderse ni un día de ir. Las piscinas tambien genial, temperatura ideal, sin masificacion, La piscina nueva fenomenal con unas hamacas muy comodas. El apartamento tambien espacioso y se agradece que hayan reformado el baño poniendo mampara y un mueble que era necesario. Esta a un paseo de la playa de unos 15 minutos, recomiendo la playa del duque. aunque la verdad que con todo lo que ofrece el hotel hay días que ni salimos de allí de lo a gusto que estamos. Comida pasable aunque se puede mejorar los pescados. Los niños disfrutan con los helados y las fuentes de chocolate. Super importante la amabilidad de todo todo el personal, siempre con una sonrisa y muy amables. Para repetir seguro