La lavandería de GF Hoteles, un ejemplo de eficiencia energética

Lavandería GF Hoteles
  • Es una de las acciones implantadas en torno al Plan Estratégico de Sostenibilidad de la cadena
  • En 2012 se necesitaban 21 litros de agua por cada kilo de ropa y con esta instalación se ha logrado reducir el consumo en más de un 50%
  • Con el agua que se ha ahorrado se podría abastecer durante un día a una población como la de Santa Cruz de Tenerife

La lavandería de GF Hoteles es un ejemplo de eficiencia energética que suministra servicio a los cuatro hoteles de la cadena en Costa Adeje. Esta instalación se hizo en el año 2015 y supuso una inversión que superó los 2 millones de euros.

Para GF Hoteles este proyecto significó un cambio de mentalidad, gestionando los recursos con mejores resultados medioambientales, pero también económicos. Juan Carlos de León, director de operaciones de la cadena, destaca los tres objetivos principales de esta instalación: “la rentabilidad económica, la eficiencia energética y el confort por encima de lo establecido por la ley para nuestros compañeros de la lavandería”.

El proceso de elección de maquinaria fue una de las fases más complejas de este proyecto, donde el factor determinante era elegir la mayor eficiencia energética. Antes de implantar esta instalación, la cadena necesitaba 21 litros de agua por cada kilo de ropa y, actualmente, este consumo se ha reducido en más de un 50%, logrando 9,4 litros por cada kilo de ropa. “Para hacernos una idea, con esta agua que hemos ahorrado podríamos abastecer durante un día a una población como la de Santa Cruz de Tenerife”, recalca Moisés Expósito, coordinador de Sostenibilidad de GF Hoteles.

En 2012 la lavandería suministraba servicio a los hoteles GF Gran Costa Adeje y GF Isabel. Durante ese año se lavó 1.724.300 kilos de ropa teniendo un consumo de 36 millones de litros de agua. Sin embargo, en el año 2018 la lavandería dio servicio a los cuatro hoteles de la cadena en Costa Adeje y lavó 2,5 millones de ropa teniendo un gasto de 23 millones de litros de agua.

 

Además, en las operaciones de lavandería se utilizan detergentes para ropa de uso profesional conformes con los criterios de una etiqueta ecológica ISO de tipo I (por ejemplo, la etiqueta ecológica de la UE, Nordic Swan).

Este servicio tiene un beneficio directo en la sociedad y se integra en el compromiso medioambiental de la cadena. “Entendemos que no hay futuro que esté desligado de la sostenibilidad y, además, los huéspedes nos lo están exigiendo y nos queremos adelantar y demostrarle que todas las acciones que se pretenden desde GF Hoteles tienen una responsabilidad unida a nuestra manera de ser”, concluye Juan Carlos De León.